Una pregunta a la que urge dar respuesta | Jesús María Fernández

Una pregunta a la que urge dar respuesta

Hay plena unanimidad en aducir que la crisis, expresada en múltiples y variadas manifestaciones, es la causa de la actual situación que queda reflejada dramáticamente, según Axesor, en esas 4.158 empresas que se han declarado en concurso de creedores entre enero y mayo, lo que supone un 34’8% más que en el mismo período del año pasado. Nadie pone en duda que estar en la curva de contracción del ciclo económico conlleva unas vicisitudes coyunturales realmente negativas y que, también es verdad, la imagen de país existente no está favoreciendo nada, ahora bien, de ahí, a que sean la razón por la que cada cinco años se pierda al 50% de los clientes o de que el 80% de los productos nuevos fracasen dentro de los primeros 6 meses o de que entre el 60 y el 80% de los clientes que desertan estén satisfechos o muy satisfechos, hay verdaderamente un gran trecho.

Se podrá argüir todo lo que se quiera, pero la auténtica razón por la que una empresa cierra es porque no tiene clientes rentables, ¿por qué, entonces, el cliente no es el centro de todas las decisiones y, en cambio, se le sigue considerando una especie de cajero automático expendedor de dinero, sin más?

Mientras esta pregunta no tenga una respuesta seria, el cierre será un hecho y la crisis continuará siendo su causa.

Sin comentarios | Leído 21 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*